junio 15, 2024

Desde noviembre, “dreamers” podrán acceder a cobertura de salud en Estados Unidos

Desde noviembre, los más de 100 mil “dreamers”, o “soñadores”, que residen en Estados Unidos podrán solicitar la cobertura de salud, con la extensión de la misma, firmada por el presidente Joe Biden, en beneficio de los migrantes que llegaron de niños a territorio estadounidense y que actualmente están protegidos bajo el programa federal.

Oficializada en mayo pasado, la medida de la administración de Biden y la vicepresidenta Kamala Harris dará cobertura de salud por primera vez a los acogidos bajos el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), implementado en 2012 por el entonces presidente Barack Obama y Biden, su vicepresidente, permitiendo a estos migrantes vivir y trabajar legalmente en el país que consideran su hogar.

“Hoy estamos dando este paso histórico para garantizar que los beneficiarios de DACA tengan el mismo acceso a la atención médica a través de la Ley de Cuidados de Salud Asequibles (ACA) que sus vecinos”, afirmó Biden en un comunicado.

“Los ‘soñadores’ son nuestros seres queridos, nuestras enfermeras, maestros y propietarios de pequeñas empresas y merecen la promesa de atención médica como todos nosotros”, añadió.

Hay unos 580 mil dreamers beneficiados
Desde el lanzamiento de este programa federal, los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) han aprobado más de 800 mil solicitudes y cuenta con unos 580 mil beneficiarios, según datos oficiales.

¿Qué necesitan los dreamers para aplicar en el programa?
Para acogerse al DACA, estos migrantes deben vivir en Estados Unidos desde 2007 y haber llegado antes de cumplir 16 años. También deben estar estudiando, haberse graduado o ser veteranos de las fuerzas armadas y no tener antecedentes penales.

La nueva regla modifica la definición de “presencia legal” para que los “soñadores” tengan un mayor acceso a la cobertura médica.

¿Qué beneficios tiene el programa de salud?
Concretamente, serán elegibles para un Programa de Salud Básico (BHP), destinado a personas con bajos ingresos, y para un Plan de Salud Calificado (QHP).

Este último es un seguro que incluye una cobertura esencial y establece límites para los costos compartidos (copagos y montos máximos a pagar por el usuario).

A partir de noviembre, cuando entra en vigor esta nueva normativa, los dreamers también podrán solicitar ayuda financiera para adquirir un seguro médico.

“Ayudará a más de 100 mil beneficiarios del DACA a obtener cobertura”, afirmó Neera Tanden, asesora de política interna de la Casa Blanca.

Según una funcionaria que ha pedido el anonimato, esta medida beneficiará a aquellos dreamers que no tengan seguro de salud a través de su trabajo.

“Es un derecho”
La tasa de beneficiarios del DACA que no tienen seguro médico es tres veces mayor a la del resto de la población de Estados Unidos, según una estimación oficial.

“La atención médica es un derecho, no un privilegio”, afirmó Xavier Becerra, secretario de Salud de Estados Unidos, en la misma rueda de prensa.

A lo largo de más de una década, el programa DACA ha sobrevivido a numerosos reveses judiciales, sobre todo en 2017, cuando el entonces presidente, el republicano Donald Trump, quiso ponerle fin alegando que el beneficio para los dreamers era inconstitucional.

En septiembre pasado, un juez del tribunal federal de Texas estimó que DACA viola la ley de inmigración de Estados Unidos, pero no ordenó al gobierno de Biden que la clausurase ni que dejase de procesar las solicitudes de renovación. Esa sentencia se apeló.

Tras su llegada a la Casa Blanca en enero de 2021, Biden pidió al Congreso, sin éxito, que brinde un camino hacia la ciudadanía a los “soñadores”.